sábado, 11 de octubre de 2008

Presente.

.

Te miré...
Y no solo a ti, también a mí.
.
El Príncipe que no sabía jugar.
.

7 comentarios:

Evan dijo...

Ranito hermoso... :)

Ojalá que mirando hayas encontrado lo que buscabas.

No sabés cuanto se te extraña... :(

Besitos!

Luz de Gas dijo...

es que sabes mirar, no ves.

Homo-Sapiensis dijo...

A veces mirando en el (la) otro(a), nos vemos también reflejados a nosotros mismos... compartir proyecciones puede ser una experiencia intensa y positiva, siempre y cuando podamos ver más allá o ser conscientes de ello... Como siempre tus post incitan a las mas diversas reflexiones y matices, admiro esa capacidad. Recibe un fuerte abrazote

M-Kahlo dijo...

Hola Príncipe

Quizás, mirando a los demás busquemos reconocernos, encontrarnos...

Pero debemos hacerlo desde nosotros mismos, siendo conscientes que nuestra vida nos pertenece y que sólo nosotros decidiremos qué queremos...

Un abrazo Príncipe

Paisanito. dijo...

hacia tiempo que no pasaba a saludarte...

pues, hoy es la exepciòn...

espero que andes bien!

un abrazo fuerte...

pd: muy buen tema.

TOROSALVAJE dijo...

Y viste?

Stultifer dijo...

Yo, para verte, tendré que ponerme las gafas de cerca.