jueves, 28 de agosto de 2008




Saldrá el ogro de mi torre algún día.
Y el invasor será expulsado.
Todos los frutos de la vida
crecerán en mis manos
acostumbrados antes a la pólvora.
Y sabré acariciar las nuevas flores
porque tú me enseñaste la ternura.
Arañaré la tierra para hacerte una cueva
y allí yo tu príncipe
te esperaré con flores en el lecho.
Vendrás conmigo a luchar cuerpo a cuerpo
porque en mi corazón viven tus besos
como banderas rojas,
y si caigo, no sólo
me cubrirá la tierra
sino este gran amor que me trajiste
y que vivió circulando en mi sangre.
Vendrás conmigo,en esa hora te espero,
en esa hora y en todas las horas,
en todas las horas te espero.



El Príncipe que no sabía jugar.

11 comentarios:

De Lirium soy dijo...

Regreso después de mucho tiempo: vacaciones reales y virtuales.
Hermosa poesía, Príncipe, qué lindo escribís, transmitís muchas sensaciones, emociones.
Siempre se hace difícil retomar después de las vacaciones.
Terriblemente doloroso el accidente del avión, esas catástrofes entristecen al mundo.
Me encantaron las fotografías. La primera, la flor, esterlicia, es una de mis preferidas.
Un beso, un placer recorrer su blog.

TOROSALVAJE dijo...

Que sea como tu dices, de momento te inspira bellamente.

Saludos.

Homo-Sapiensis dijo...

volverá... porque seguro que nunca se ha ido, y ningún temor ni niguna duda cabrá, sólo las flores que brotarán con colores nuevos en la tierra de esa cueva donde habitan tu , tu sensibilidad... y ese amor merecido... Mi admiración y mis deseos de felicidad para ti amigo

Evan dijo...

Apareció el amor a traerte alegría!!

Principe hermoso, deseo en el alma que seas feliz y siempre llegue quien estás esperando...

:)

Un beso inmenso!!!

Luz de Gas dijo...

Te trajo la alegría, el tormento, la ansiedad... la vida

henry fer dijo...

y es que siempre hay algo que irrumpe en nuestras vidas, que saca lo mejor que llevamos, filtra lo peor que contamos y aliviana nuestro paso por esta única vida que nos toca vivir.
un abrazote! y gracias por tu visita a las confesiones.
h.

CecydeCecy dijo...

Principe, que lindo leerte inspirado, me produce mucha ternura, que bella fortuna se llevará la destinataria...
Se Feliz, siempre...

Besos de chocolate...

Steki dijo...

Ahhhh, me mató señor rano con esta poesía!
Y a mí... quién me espera?
Bueno, todo se ha de andar.
Me lo repito una y mil veces.
Celebro su retorno con tanta ternura e inspiración.
BACI, STEKI.

Thiago dijo...

efectivamente cualquiera diría al leer esta poesía que el amor ha llamado a tu cuerpo, que te ha empozoñado la sangre, que no puedes pensar ya en nada más, que estas absorto y todo te parece poco para alimentarlo...

vamos que stas mas enamorado "que un cabalo" jajaj Bezos.

MeRieM dijo...

Un poema lleno de sensibilidad y ternura, pero sobre todo de amor… llega y deja huella.
Muy hermoso Principe.
Me ha gustado mucho tu blog, volveré.
Un beso.

Francisco dijo...

porque tú me enseñaste la ternura.

Vendrás conmigo a luchar cuerpo a cuerpo

en todas las horas te espero.

me encanto muy lindo.

Saludos principe